Ideas para un “Cthulhu del Espacio”
Publicado el: 20/04/2016, por : trapalanda

Enfrentarse a la siempre estimulante tarea de preparar esa partida en la que deslumbraremos a nuestros jugadores siempre es todo un reto. Si además se desarrolla en un ambiente de ciencia ficción y espacial,  la tarea se complica un poco. Pero no nos arrojemos en loca inmersión desde el puerto de Innsmouth al Arrecife del Diablo ante la falta de ideas. Por suerte, la inspiración y los Eurekas nos pueden venir de las maravillosas historias que por miles pueblan la Galaxia CF, con tantos autores y sus locas maquinaciones.

La cuadratura del círculo sería entonces encajar el rol lovecraftiano con la tecnología y ¿el vacío? del espacio exterior, amén de explorar las posibilidades de interrelación social en unas sociedades quizá dominadas por el aislamiento, tanto físico como mental, de los sujetos que la forman.

Uno de los recursos más utilizados es la nave espacial que acude rauda al encuentro de una expedición perdida a los confines de un remoto planeta. Allí se encontrarán con el consabido misterio tipo Alien que acabará seguramente en un Total Party Kill. Desde luego que puede ser una partida muy divertida, pero podría aderezarse con un “préstamo” de algún insigne autor. Quizá los miembros de la tripulación no son todos (enteramente) humanos. ¿Podría alguna raza de los Mitos embarcar a uno de los suyos en la expedición que va a explorar ese planeta lleno de raros minerales? Recordemos a los Mi-GO, su afición al travestismo para pasar desapercibidos (“El que Susurra en la Oscuridad”) y sus laboratorios secretos en minas con extraños metales. Una idea que me viene al recordar “Visión Ciega”, de Peter Watts, novela en la que hay un tripulante que no es lo que parece, ¿o sí?

El viaje espacial en sí podría ser un tedio de comprobaciones rutinarias y parlamentos con la IA de rigor, comprobando que todos los sistemas y demás parafernalia tecnológica funcionen correctamente. Quizá los tripulantes están en un sueño criogénico y un amable robot comprueba nuestro despertar ofreciéndonos sus cuidados sintéticos al llegar al punto de comienzo de la misión. O quizá durante el transcurso del periplo por el vacío una extraña infección ha afectado a los circuitos de la nave y alguno de los que estaban en criogenia ha sufrido un horrible destino,  presa de unos seres mitad biológicos mitad cibernéticos de tamaño microscópico que se han extendido por su cuerpo que se apaga poco a poco, hongos que le succionan la vida lentamente, pudiendo ser despertado sólo unos pocos minutos al mes, pues los invasores se reproducen más rápidamente cuando la víctima está despierta.. ¿Esporas de algún Primigenio? ¿Avanzadilla de una civilización que adora extraños Dioses y que tiene la misión de recabar información de lo que encuentren a fuerza de destruirlo lentamente? Una plaga de ese tipo puede encontrarse en la estupenda obra de Alastair Reynolds “Espacio Revelación” o en  “Las Máquinas de Dios” de Jack McDevitt, donde un enjambre de escombros y asteroides acelerados inmensamente se cierne contra toda civilización que alcanza un cierto umbral tecnológico.   ¿Podría tratarse de antiguas guerras en el Panteón lovecraftiano?

Una colonia espacial es un hábitat en el que sus moradores sin duda están sometidos a un estrés importante debido a que muchas veces dependerán de sus propios recursos para sobrevivir. Las tensiones entre sus miembros se pueden ver ampliadas por el carácter jerárquico que en un principio  debería tener toda colonia joven para asegurar un mínimo de posibilidades de salir adelante. Quizá la presencia de extrañas ruinas que recientemente han descubierto los colonos acrecientan la sensación de miedo al ecosistema local y posibles epidemias, provocando más tensiones entre el personal de la estación. Una situación que se vería acrecentada si algunos integrantes de la colonia hubieran ido forzados a establecerse en ese remoto lugar, tal vez reclusos y gente sin recursos. Esa situación daría pié a que un grupo pudiera tomar el poder de forma violenta, se relajaran los controles de todo tipo, y se explorara sin el debido cuidado los restos de los primeros moradores del planeta, desencadenando algo que no debería existir, quizá instigados sin saberlo por extraños sueños que traerán el caos a la colonia en la que los jugadores deben poner orden. El autor Kim Stanley Robinson con su trilogía sobre Marte realiza una gran labor en describir el proceso de terraformación de nuestro planeta vecino con un punto de vista muy creíble en lo científico, así como narra las peripecias de los colonos en su nuevo hogar.

Sin duda Marte es un candidato ideal para el rol cthulhiano, con su Esfinge, su Pirámide y sus ruinas subterráneas que el bueno de Von Däniken ya nos descubrió, ¿verdad?

Si nuestros pjs habitaran una civilización en la que la realidad virtual fuera omnipresente y nos capacitara para desarrollar casi todas las labores y el contacto con otras personas, un conveniente apagón planetario de origen desconocido sería el detonante para estimular el contacto más directo entre los pjs así como un mayor riesgo físico. Seguramente la hiperdesarrollada sociedad les daría indicaciones de cómo sobrevivir a una catástrofe de esas características para un mundo tan dependiente de las IA, tendría refugios, incluso  para todos en una civilización utópica, pero ¿y después? Podría ser que esa catástrofe fuera intencionada para que no se descubriera tecnología relacionada con algún aspecto de Los Mitosy se pretendiera que la humanidad volviera a la barbarie dominada por una élite que organizara sacrificios a ciertas entidades bituminosas..

Cacharrería varia y maravillosa como un ascensor espacial daría un toque hard a nuestra aventura. En la red se encuentran muy buenas descripciones y planos de proyectos de ese estilo, así de información de cómo funcionarían y cómo podría ser un viaje en ellos hasta una estación orbital, por ejemplo. Suplementos de juegos como GURPS,Traveller, Eclipse Phase, Transhuman Space, etc están llenos de información de todo tipo de planetas, colonias, tecnología de todos los niveles, sistemas estelares, climatología, biología y naves de todas las clases que se nos puedan ocurrir. En todos esos libros se pueden encontrar descripciones de situaciones que a más de un Guardián de los Arcanos le harán gritar “¡Eureka!, justo lo que buscaba”, al ver que encaja perfectamente con los planes que su malévola mente les ha dispuesto a los jugadores. Sin duda son una fuente inagotable de recursos que están ahí.

Por último, nunca estará de más exponer a los personajes al vacío exterior, describirles la sensación de flotar en el espacio sabiendo que es insignificante y que nada podrá salvarle de los horrores que acechan sin ser vistos.

 

Lecturas recomendadas de ciencia ficción que podrían aportar ideas para una partida de rol espacial y/o lovecraftiano:

“Trilogía Marciana” de Kim Stanley Robinson, Espacio Revelación” de Alastair ReynoldsVisión Ciega”  de Peter Watts, Materia”  de  Iain M. Banks                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   

 

3 comentarios en “Ideas para un “Cthulhu del Espacio”

  1. ¡Que ganas dan de jugar todas esas ideas! Cómo se nota que la ciencia ficción es la niña de tus ojos, Trapa XD

    La verdad es que se me hace raro que el rol lovecraftiano no haya tenido más deriva hacia ese campo de la CF, que parece una desviación más que evidente, en especial habiendo tanto fan de la CF. Y sin embargo el salto hacia partidas de horror más clásico si que parece una línea que se cruza con más frecuencia. Estoy pensando en la Casa Corbitt, que por cierto, en el pack de módulos fanmade de “Las mil y una casas Corbitt” (Roleros Unidos, 2014) hay una versión futurista llamada “El carguero COR-8177”. Todo un crossover de géneros. 🙂

    Continúe usted articulando, caballero, que lo hace muy bien. Nos vemos en la partida “La Última Bitácora” de Olosta 😉

  2. Genial el aporte y las ideas. ÇEs como tener bajo tus narices un aroma cósmico con todos los ingredientes para un buen banquete rolero. Un artículo que merece la pena tener en cuenta si se disfruta de ambos placeres estelares: Lovecraft y CF.

  3. Curioso es interesante artículo. No conocía esta página hasta que me la comentasteis anoche en la partida. Siempre me gustó la idea de mezclar Cthulhu y la ciencia ficción. Tras leer esto me han entrado ganas de seguir escribiendo sobre lo que le ocurrió a la expedición de 2188, que mencionaba el Dr Cohen

Para poder publicar comentarios es necesario aceptar las cookies de este sitio primero, necesarias para minimizar el SPAM.