Matrix Game: El sistema de Chris Engle - Legendoides
Matrix Game: El sistema de Chris Engle
Publicado el: 18/05/2018, por : Legendoides
Matrix-Game-El-sistema-de-juego-para-rol-o-estrategia-de-Crhis-Engle

Hace ya más de una década escribí esta pequeña introducción tratando de ayudar a que la gente conociera este sistema de juego que tantas satisfacciones me proporcionó jugando, casi siempre por foro aunque alguna vez lo disfrutamos cara a cara.

Aquí queda este pequeño alegato mío a la simplicidad de este genial sistema, que no deja de ser más que unos simples railes dibujados con tiza en el suelo.

MATRIX GAME: EL MUNDO EN TUS MANOS

¿Te has fijado en como juegan los niños?

– Yo soy Spiderman.

– Yo me pido Superman; es mejor porque vuela.

– Ya, pero Spiderman le lanza una telaraña y lo atrapa y ya no puede volar.

– Pues yo me pido Batman, y si lo atrapas, viene Robin y lo salva…

Seguro que alguna vez tú también lo has hecho. Si es así, ¡Ya sabes jugar a Matrix Game! Porque discutir y argumentar es precisamente la base del juego. Se acabó el memorizar complejos libros de reglas y listas interminables. Ahora, para ser un experto, ya sólo te queda conocer algunos detalles…

Matrix Game no es un juego. Es un Sistema de Juego. Con el puedes jugar partidas a juegos de géneros tan distintos como el Rol o la Estrategia, apoyando reglas existentes o sustituyéndolas por completo. Su utilidad sin embargo trasciende lo lúdico; durante la década de los 90, el ejército británico se aprovechó de las ventajas del sistema, aplicándolo en tareas como la simulación o la planificación.

Matrix Game es un sistema de juego innovador, que sin embargo no es tan reciente: hay puestos en él más de veinticinco años del trabajo de Chris Engle, su creador, porque tras esa sencillez minimalista existe un importante trasfondo filosófico. Un reto que consiste en pasar de los números que se usan en otros juegos, a las palabras.

¿Qué necesitas para jugar una partida de Rol con Matrix Game? Algunos amigos y un dado de seis caras serán suficiente. Uno de ellos será el árbitro y el resto jugadores. También necesitarás una aventura que jugar, aunque a diferencia de los juegos de rol tradicional, la historia no estará predefinida de antemano. Los jugadores la crean a medida que juegan. Cada jugador recibirá un personaje con unos objetivos a cumplir, y el árbitro iniciará la historia con un “gancho” a partir del cual los jugadores comienzan a crear argumentos de lo que sucede.

El juego se desarrolla así por turnos, en los que por orden cada jugador creará un argumento explicando qué es lo que él cree que ocurre, y dando tres motivos que lo justifiquen. El árbitro usará esos motivos para ayudarle a juzgar el argumento, según lo creíble que éste sea, o lo que se adecue a la temática del juego, apoyándose en lo sucedido hasta ahora en turnos anteriores. Una tirada de dado dependiente de la valoración que el árbitro haya hecho indicará qué argumentos suceden y cuáles no.

Tus argumentos no tienen por qué referirse a tu personaje. ¡Puedes argumentar sobre lo que tú quieras! Y la muerte de éste no significa que dejes de jugar. Algunas personas consiguen sus objetivos aún después de muertas…

Te quedan ya pocos detalles más por conocer, que puedes aprender jugando. Tienes un montón de amigos listos para jugar por Internet, así que…

¡Ven y diviértete!

¿COMO SE JUEGA UN MATRIX GAME?

Pues jugar a Matrix es tan sencillo como contar una historia diciendo qué es lo que quieres que pase.

Antes de comenzar a jugar, el árbitro publicará una breve introducción de la historia, y asignará un personaje a cada jugador. Estos personajes deberán cumplir unos objetivos durante el transcurso de la partida. Lo divertido de la historia es que los objetivos de unos jugadores pueden estar en conflicto con los de otros.

Como en cualquier juego de Rol, los jugadores dicen que es lo que hacen, pero a diferencia del rol tradicional, no es el árbitro quien determina el resultado de sus acciones, sino que eso lo hace el propio jugador.

¡¡¿¿Cómo!!?? ¡Eso suena casi a hacer trampa! Ni mucho menos, pues el árbitro es el encargado de valorar la credibilidad de los sucesos que se narran, y a partir de su valoración y una tirada de dado se decidirá si ese argumento sucede o no sucede. Los argumentos sucedidos van conformando la historia turno a turno, y pueden utilizarse para justificar acontecimientos de turnos posteriores.

Cada turno, funciona de la siguiente manera:

1) Los jugadores envían al árbitro un breve texto describiendo que es lo que quieren que ocurra en la historia. Este texto generalmente se centrará en que sus personajes consigan sus objetivos, aunque se puede narrar ABSOLUTAMENTE lo que se quiera.

2) El texto anterior, irá acompañado de TRES motivos, que explicarán el por qué ocurre lo que ahí se narra. El objetivo de estos motivos es convencer al árbitro de que lo que se narra en el cuerpo del argumento es perfectamente posible (dentro del mundo del juego, claro).

3) Cuando el árbitro reciba todos los argumentos, valorará su solidez y le asignará una de las siguientes valoraciones:

  • Muy Sólido
  • Sólido
  • Medio
  • Débil
  • Muy Débil
  • Inviable

4) El árbitro lanzará un dado, para determinar qué argumentos suceden y cuáles no. Obviamente, cuanto más sólido sea un argumento, más probabilidad de éxito tendrá.

5) Los argumentos que no pasen la tirada, se considerarán como NO-SUCEDIDOS, y es como si nunca se hubiesen escrito.

6) Los argumentos que pasan la tirada, son argumentos SUCEDIDOS, y el árbitro los publicará para que todos los conozcan. Esos argumentos pasan a ser parte de la historia, y todo lo que allí se narre puede utilizarse en argumentos de turnos posteriores.

7) Puede ocurrir que dos jugadores narren cosas incompatibles en sus argumentos. Estos conflictos se resolverán en rondas de tiradas adicionales, hasta que uno de ellos falle. Por supuesto, los argumentos más sólidos tendrán mayor probabilidad de éxito.

8) Aunque no es lo habitual, el árbitro puede determinar que algún argumento afecta “especialmente” a un jugador, y en cualquier momento puede determinar que el jugador afectado tenga un Contraturno con el que defenderse de lo que se narra en ese argumento .

Habitualmente un Matrix Game se juega entre 6 y 10 turnos. Y no, no hace falta ser un Premio Nobel de Literatura para jugar. Lo esencial es divertirse y hacer avanzar la historia en el sentido que nos interese, pudiendo pactar en privado con otros jugadores las acciones conjuntas a tomar.

En realidad Matrix Game es extremadamente sencillo de jugar, y la principal regla es que no hay reglas. Un niño de nueve años puede jugar tan bien como un señor de sesenta, y el haber jugado anteriormente no es una ventaja sustancial, al contrario de lo que sucede en otros juegos.

¡Ah! Otro punto importante es que aunque tu personaje se muera, tú puedes seguir enviando argumentos. Algunas personas consiguen sus objetivos aún después de muertas…

¿Necesitas más para animarte a jugar? Seguro que no.

¡¡¡Al ataque!!!

Para poder publicar comentarios es necesario aceptar las cookies de este sitio primero, necesarias para minimizar el SPAM.